martes, 24 de enero de 2012

“Daley Thompson's Decathlon”, versión Amstrad CPC 464

Elige ropa y un calzado cómodo. Ata tus zapatillas con tino. Calienta adecuadamente. Concéntrate. Hoy te enfrentas al mayor reto de tu vida. No puedes dejar escapar esta oportunidad. Tienes que ganar la medalla de oro y demostrar que eres el atleta más completo del mundo. Revive las hazañas de un campeón olímpico: Daley Thompson.


Ya hemos hablado de simuladores de fútbol —“Match day II—, de tenis —Match point—, de coches —3D Grand Prix—; y ahora le toca el turno, a uno de atletismo.
 
Este tipo de videojuegos hicieron estragos, literalmente, en los microordenadores y los accesorios de miles de usuarios. Pues consistían en martillear las teclas, alternativamente, —o mover a izquierda y derecha la palanca del Joystick—, a la mayor velocidad posible. En las máquinas recreativas, bastante más resistentes, podías entregarte con pasión. Pero en casa, las broncas que nos llevábamos, los chiquillos de aquella época, cuando entraban nuestros padres, y nos veían, ahí, pegados a la pantalla del microordenador, con la vena del cuello hinchada, presionando, bruscamente, las teclas, como energúmenos, mientras poníamos caras de posesos, fueron monumentales.
 
Cuántas palancas dejaron de funcionar, cuántas ventosas se arrancaron de cuajo, cuántas teclas quedaron hundidas o desencajadas… y aún así, cuántas tardes de gloria deportiva, y diversión, nos dieron estos disimuladores deportivos.
 
¿Qué tenemos que hacer en este videojuego? Muy sencillo.
 
Participaremos en diez pruebas que comprenden la modalidad de Decathlon: 100 metros lisos, salto de longitud, lanzamiento de peso, salto de altura, 400 m, 110 m valla, lanzamiento de disco, salto con pértiga, lanzamiento de jabalina y 1500 m lisos. Y tratar de obtener la mejor clasificación posible, en cada una de ellas.


Los controles son sencillos. Dispones de dos teclas, las cuales tienes que pulsar, alternativamente, una y después otra, a la mayor velocidad que seas capaz. En algunas pruebas —salto de longitud o 110 m valla, por citar dos ejemplos— tenemos que pulsar un tercer botón, en el momento justo en el que queramos saltar.
En lo que se refiere al apartado técnico, decir que el movimiento está más logrado en la versión para Spectrum, que para Amstrand CPC, la cual ofrece una mayor calidad gráfica y unos correctos efectos sonoros ambientales.
 
Es un videojuego adictivo, que compite por ser el mejor simulador deportivo con otro gran clásico de los 8 bits, “Hyper Sport”, así como con sus respectivas segundas partes.  Obviamente, no hace falta decir, que dedicaré un artículo a las dos partes de “Hyper Sport” y a la segunda de este “Daley Thompson's Decathlon”.


De todas formas, si queréis un emulador gratis y no sabéis cual, mirad este enlace de los compañeros de Amstrad Esp -uno de los mejores sitios para saber más del Amstrad y donde podréis encontrar gran variedad de títulos clásicos y nuevos; sí, la escena retro está viva, aunque cada vez más parada en el caso concreto de Amstrad.

En caso, de que no sepáis o tengáis alguna duda o curiosidad al respecto, decidmelo en los comentarios, y os aclararé todo lo que esté en mi mano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada