viernes, 26 de octubre de 2012

Top Ten Amstrad CPC

Visto que son pocos los videojuegos que quedan por analizar a los que realmente eché muchísimas horas cuando era un niño y que mi idea es no quedarme estancada en los 8 bits y empezar a analizar juegos de MS-DOS -sobre todo las aventuras gráficas, mi género preferido-, voy a utilizar esta entrada a modo de punto y aparte. Esto no quiere decir que deje de hablar de videojuegos de 8 bits, sino que durante un tiempo me centraré más en los de 16 bits. Obviamente, como el Amstrad CPC está muy arraigado en mi memoria nostálgica y pronto, si lo logro, estará en la actual -secreto, secreto...- no pasará demasiado tiempo antes de que vuelve a la carga con más videjuegos de Amstrad CPC; ya sean nuevos -porque hay muchos amantes de la retroinformática haciendo videojuegos para este y otros sistemas- o una vieja joya olvidada -La Abadía del crimen no se me ha pasado, como veréis es uno de mis videojuegos preferidos, solo que haré el análisis más adelante por razones que ahora mismo no os puedo desvelar.
 
Para despedirme por un tiempo de los análisis de 8 bits, haré mi lista de los 10 mejores videojuegos de 8 bits. Esta lista va dedicada a un gran amigo, amante de las listas. Yo no soy muy partidario de este tipo de listas, porque cuando hago una de estas listas y la reviso al poco tiempo me siento fatal por haberme dejado algunas obras maestras fuera y haber puesto otros que tenían más que ver con mi estado anímico del momento u otros factores que por la verdadera calidad. Esta lista, salvo una excepción, está compuesta por videojuegos con veinte o treinta años, por lo que quizá esté más cerca de ser mi lista definitiva; pero no sé.
 
Obviamente, me encantaría leer vuestros comentarios y opiniones sobre la lista; y ya sería increible si alguno me pone sus 10 juegos preferidos de Spectrum, Commodore 64 o MSX.
 
Allá va mi lista:


10: Psycho Pig.


 

La frikada de la lista. Qué queréis que os diga. Me lo pasaba bomba jugando a este videojuego a dobles con mi hermano, y ahora cada vez que engaño a un amigo me lo paso igual de bien jugando a dos jugadores a este videojuego de cerdos tirándose bombas. Podéis leer el análisis aquí.


9: R-Type Remake.


El R-Type que salió para Amstrad CPC en los 80; calcado al de Spectrum.



El R-Type Remake, donde se nota que se aprovecha al máximo el colorido del Amstrad CPC.

De este videojuego no tengo hecho aún un análisis; algún día. Este videjuego está en la lista por dos razones, la primera es porque es un videojuego realizado en la actualidad y la segunda porque demuestra que muchas versiones de la época de los 8 bits de Amstrad no eran más que volcados de la de Spectrum; basta comparar el colorido de este nuevo R-Type con la que salió en su momento. Además, este videojuego demuestra que la retroescena no está muerta y que se siguen pudiendo hacer videjuegos para los sistemas de 8 bits impresionantes. Os lo podéis descagar gratis aquí y luego jugar en vuestro respectivo emulador de Amstrad CPC.


8: Three Weeks in Paradise.




Este videojuego era lo más parecido a una aventura gráfica que podías jugar en los ochenta, la gracia es que todavía quedaban muchos años para que se inventara el género. Yo me lo acabé, pero con la ayuda de Micromanía. El análisis lo podéis encontrar aquí.


7: Fernando Martín Basquet Master.


 
Con este videojuego me pasa lo mismo que con “La Abadía del crimen”, que lo jugue más en mi PC 2.8.6 que en el Amstrad CPC, pero la versión para Amstrad CPC es muchísimo mejor. En análisis aquí.

6: Robocop.



Impresionante adaptación de la película de culto homónima. Podéis leer el análisis aquí.


5: La Abadía del crimen.



Objetivamente, este debería encabezar la lista. Pues a nivel técnico es brillante, pero no lo hace porque solo lo pude disfrutar al máximo cuando conseguí la Micromanía con el mapa y la solución del juego, y para aquel entonces ya tenía mi PC 2.8.6; lo que quiere decir que, aún pensando que la versión de Amstrad CPC es mejor que la de PC CGA, lo jugué más en PC que en Amstrad. Cuando lo juegué en Amstrad, apenas lograba avanzar porque no sabía muy bien que hacer -no, he de confesar que no tenía instrucciones. De este videjuego, como ya he comentado, haré un análisis; pero todavía habrá que esperar un tiempo.

4:Target Renegade



Impresionante juego de lucha en la calle a dos jugadores. Sigue siendo tan bueno como entonces. Una maravilla. Si queréis saber más, podréis leer mi análisis en breve -está escrito y hace tiempo lo subí al blog, pero no sé que ha pasado que no está-.

3: Batman, de Jon Ritman.



Quizá
Head Over Heels sea mejor juego -más pantallas y más personajes-, pero el carisma del “Batmita de muelle”- como nos gustaba llamarlo, no tiene igual. Además, este es otro de los escasos videojuegos que me acabé sin trucos siendo un niño; lo he intentado de mayor, y todavía no he sido capaz de acabármelo. De este podéis encontrar un análisis del impresionante remake que se hizo pinchando aquí.

2: Ikari Warriors.



Un juego bélico a dos jugadores técnicamente soberbio. Me gusta tanto la versión Amstrad CPC, que cuando pude jugar en MAME al de recreativa me sentí decepcionado porque no me gustaron los controles ni la dificultad del juego. Además, este videojuego es uno de los pocos de 8 bits que me he acabado sin usar ningún Poke ni Cargador. El análisis lo podéis leer aquí.

1: Macht Day II.



Está el número uno porque este es el juego al que más horas de le eché con mi hermano y del que guardo un recuerdo imborrable de esas ligas a muerte jugando los dos en el mismo equipo. Además, sin Macht Day II dudo que los juegos de fútbol fuesen con son; probablemente, seguiría predominando la vista cenital y serían menos “realistas”. Si alguien quiere saber más de esta obra maestra de John Ritma, puede leer el análisis aquí.

Lo sé, lo sé... me dejo obras maestras como Saboteur, Camelot Warriors, Antiriad... pero qué queríais, tenía que elegir diez; y las listas siempre son injustas.

A ver si alguno de vosotros se anima y me comenta su lista de diez mejores juegos.

1 comentario: