lunes, 16 de abril de 2012

Prohibition, versión Amstrad CPC


Afina tu puntería, si quieres salir vivo de una encarnizada lucha de bandas. Dispara a todo mafioso que ose encañonarte, antes de que alguno logre meterte un balazo entre ceja y ceja. 

"Prohibition" es otra conversión de máquina recreativa. Yo, dicha recreativa, jamás la vi; o al menos, no la recuerdo. Por lo que este videojuego no puedo compararlo con la máquina que los programadores de 8 bits usaron como inspiración. Se dice que la mejor versión que se hizo es la de Amstrad. Yo no puedo decir que sí o que no, porque no he jugado a ninguna otra. Lo que sí puedo decir es que tanto en su momento como ahora “Prohibition” en su versión para Amstrad me parece un buen videojuego; aunque no ha envejecido del todo bien. 


Gracias a la paleta de colores que poseía Amstrad, y a lo cuidado gráficamente que estaban los edificios y las calles que aparecían, se consiguió dotar al videojuego de un ambiente gansteril idóneo. Visto ahora, tal vez lo peor sea la rigidez de los personajes que te apuntan con un arma, y tú debes disparar, valiéndote de la mirilla de tu rifle, antes de que ellos lo hagan


En aquel tiempo fue uno de los primeros videojuegos de este estilo, donde se mezclaban las antiguas y rudimentarias recreativas mecánicas que tenían un rifle de madera enchanchado con una cadena y tenías que acertar en uno o varios blancos físicos metidos en una especie de urna con los videojuegos que prescindían de los objetos en movimiento y ofrecían gráficos a los que disparar. Luego, vinieron muchos otros, como “Operation Wolf”, “Caval”, etc.

Tu misión, como ya hemos comentado, era acribillar a los mafiosos que se asomaban por las ventanas o aparecían en las calles adyacentes a los edificios, antes de que el tiempo se terminase. También recuerda en ciertos aspectos al magnífico “West Bank”, de “Dinamic”; con el que comparte el ritmo trepidante y la visión subjetiva.



Nos podemos mover por todo el escenario, como si estuviéramos apostados en un lugar con una perspectiva óptima de todo el edificio. Unas flechas se encargan de indicarnos dónde se encuentran los enemigos que tenemos que abatir.


En conclusión, "Prohibition" es un divertido juego de disparos, que a la larga puede resultar algo reiterativ; pero que merece ser jugado por quienes quieran descubrir el origen de este género que después se llamaría FPS  (siglas en inglés de first-person shooter).


De todas formas, si queréis un emulador gratis y no sabéis cual, mirad este enlace de los compañeros de Amstrad Esp -uno de los mejores sitios para saber más del Amstrad y donde podréis encontrar gran variedad de títulos clásicos y nuevos; sí, la escena retro está viva, aunque cada vez más parada en el caso concreto de Amstrad.

En caso, de que no sepáis o tengáis alguna duda o curiosidad al respecto, decidmelo en los comentarios, y os aclararé todo lo que esté en mi mano.
 

5 comentarios:

  1. ohhh que juegazo, y que de monedas de 5 duros me comió este maldito en la sala de juegos del barrio... competíamos a ver quien tenía el tick en los dedos más rápido para disparar más!!

    ResponderEliminar
  2. Pues como digo en el artículo, yo no lo vi -creo- ni lo jugue en máquina recreativa. A ver si lo puedo jugarlo ahora, porque en Amstrad CPC me encantaba.

    ResponderEliminar
  3. ¡Anda, pues yo no lo conocía! No me suena haberlo visto en recreativa y tampoco lo vi en Amstrad, ordenador que yo no tenía, pero sí un amigo mío. Desde luego tiene muy buena pinta.

    ResponderEliminar
  4. Pues jponlo en un emulador de Amstrad -o del sistema que más te guste-, cyber2. Que creo que merece la pena echar unas cuantas partidas y ver los orígenes de este tipo de juegos. Yo voy a ver qué tal era el de recreativa.

    ResponderEliminar
  5. Me recuerda mucho al Colt 36 de MSX, que mas o menos era parecido: enemigo saliendo, unos ojos avisandote donde estaba y rápido a apuntar antes de que te disparen.

    ResponderEliminar